¿Es lo mismo el CBD y el cannabis?


El CBD (abreviatura de cannabidiol) y el THC (abreviatura de tetrahidrocannabinol) pueden no ser los únicos compuestos que se encuentran en el cannabis, pero son dos de los compuestos más estudiados. Siga leyendo para conocer todo lo que necesita saber sobre las diferencias entre estos importantes compuestos.

Tanto el CBD como el THC pertenecen a una familia de compuestos llamados cannabinoides, que se producen en la planta de cannabis. Sin embargo, es cuando se consumen cannabinoides cuando se producen decenas de interacciones fascinantes. Estas interacciones afectan partes importantes de nuestra fisiología, razón por la cual el aceite de CBD y otros productos a base de cannabinoides son tan populares.

Hasta la fecha, se conocen más de cien cannabinoides en la especie Cannabis sativa, y algunas fuentes citan un número exacto de 113. Aviso. todos los ojos Otros también pueden afectar nuestros cuerpos, pero son más difíciles de aislar y sabemos muy poco sobre sus posibles efectos.

¿Qué es el Distrito Central de Negocios?

El cannabidiol (CBD) es el segundo compuesto más abundante en el cannabis, pero eso no lo hace menos atractivo. El CBD posee algunas habilidades únicas que el THC no puede igualar. También es el ingrediente principal del aceite de CBD, un suplemento para la salud cada vez más popular.

El CBD no es tóxico, no es alto y se dice que tiene el potencial de afectar la salud al apoyar procesos biológicos clave.

¿Qué es el THC?

El THC es el compuesto principal del cannabis. Aparte de la concentración, el THC es conocido por sus efectos secundarios psicoactivos.

Mientras que el CBD (y otros cannabinoides) pueden afectar el bienestar sin efectos secundarios importantes, el THC interactúa con áreas específicas del cerebro y provoca una euforia (subidón) que afecta temporalmente la forma en que pensamos y sentimos.

¿De dónde vienen el CBD y el THC?

Ya hemos mencionado sus orígenes, pero tanto el CBD como el THC provienen de la especie cannabis y forman una parte importante de su composición química.

El cannabis es una especie de planta diversa y extremadamente resistente, dividida en docenas de tipos, subespecies y variedades. La marihuana y la marihuana son las variedades más comunes, pero hay miles, todas con características ligeramente diferentes. Sin embargo, tienen una cosa en común: tienen las estructuras químicas del CBD, el THC y cientos de otros cannabinoides, terpenos y flavonoides.

Ahora, hay otras fuentes de estos compuestos (varias plantas, frutas y verduras), pero el cannabis tiene, con mucho, la mayor concentración de los tres. Y, aunque no entendemos completamente por qué, el cuerpo humano ha evolucionado para responder a estas tres familias de compuestos orgánicos.

¿Cuál es la diferencia entre marihuana y marihuana?
La principal diferencia entre el cannabis y el cannabis es su estructura química. Si bien las plantas pueden parecer similares a simple vista, bajo un microscopio es una historia diferente.

¿De dónde vienen el CBD y el THC?

El cáñamo es naturalmente rico en CBD y bajo en THC, y es legal en gran parte del mundo moderno siempre que las concentraciones de THC se mantengan por debajo del 0,2-0,3%. Afortunadamente, la reproducción comercial ha reducido significativamente la cantidad de THC en el cáñamo, lo que lo convierte en un candidato ideal para el aceite de CBD, las cápsulas y más.

El cáñamo, por otro lado, es rico en THC, pero, dependiendo de la variedad, puede contener cantidades significativas de CBD. Desafortunadamente, dados los desafíos legales que plantea el THC, no siempre es factible para la industria del CBD.

¿Cómo afectan el CBD y el THC al cuerpo?

Saber de dónde provienen el CBD y el THC es una cosa, pero entender cómo afectan al cuerpo es otro desafío completamente diferente. Afortunadamente, los investigadores todavía están trabajando para descubrir exactamente cómo funcionan los cannabinoides.

Distrito Central de negocios

La mayoría de los cannabinoides funcionan al afectar receptores específicos en todo el cuerpo. Cuando los receptores detectan cannabinoides, interactúan y desencadenan una respuesta biológica según el tipo de receptor, su ubicación y el cannabinoide en cuestión. Sin embargo, el CBD funciona un poco diferente.

Cuando se consume, el CBD actúa en segundo plano, fortaleciendo toda la red de receptores. Eso no quiere decir que no pueda interactuar con los destinatarios de una manera específica, pero tiende a adoptar un enfoque holístico de la salud. Por lo tanto, se cree que el CBD tiene la capacidad de afectar:

• Mentalidad
• Apetito
• respuesta inmune
• sueño

THC

El THC funciona de una manera más simple, uniéndose directamente a los receptores en el cerebro y el sistema digestivo. Es esta interacción la que causa los efectos secundarios psiquiátricos antes mencionados, tales como:

• Apetito incrementado
• Tiempo de reacción lento
• Deterioro de la memoria y la coordinación
• Cambios en el estado mental

Como se ve por la diferencia en los efectos potenciales, los dos compuestos funcionan de maneras muy diferentes, aunque sean de la misma especie de planta.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *